click para habilitar zoom
buscando...
No hemos encontrado ningún resultado
abrir mapa
Ver Hoja de ruta Satélite Híbrido Terreno Mi Ubicación Pantalla completa Anterior Siguiente
Más opciones de búsqueda
Encontramos 0 resultados. Ver resultados
Búsqueda avanzada
Más opciones de búsqueda
encontramos 0 resultados
Resultados de la búsqueda

12 Tips para una mudanza organizada

Publicado por Castañeda en 4 octubre, 2019
| 0

Realizamos esta lista para que se te haga mucho más fácil la mudanza, sabemos que es un cambio dejar tu antiguo hogar.

ANTES DE DEJAR TU ANTIGUA CASA

Mudarse, y más aún si son traslados de larga distancia, no es precisamente económico. Así que antes de empezar a empaquetar, es conveniente asegurarse de que se va a sacar el máximo partido al espacio del camión de mudanzas.

Estos son los pasos imprescindibles a la hora de guardar todo tu hogar en cajas:

  1. Antes de empaquetar, haz limpieza. Deshazte de todo lo que ya no te gusta o no vayas a querer. No tiene ningún sentido que te lleves cosas innecesarias.
  2. Ponle etiquetas. Visibles a las cajas y con letra entendible. Identifica cada una de ellas con contenido, cuarto en el que va.
  3. Guarda los artículos blandos en bolsas.  Sin duda. Pero es una de las mejores ideas durante una mudanza. Llena bolsas de basura resistentes con artículos blandos tipo almohadas, peluches, etc. y úsalas para llenar huecos libres en el camión. De esta manera, se ahorra espacio y, a su vez, se protegen otros artículos y muebles. Por último, deja constancia del contenido de cada una con etiquetas.
  4. Pinta y arregla antes de mudarte. Es importante para ti y el dueño que el hogar que dejaste esté en condiciones óptimas para la siguiente persona que ingrese, (¿Recuerdas cuando ingresaste tú?) es lindo ingresar a una casa en perfectas condiciones. Otra razón importante para hacerlo es la satisfacción de eliminar esta tarea cuanto antes de la agenda. Asimismo, si hay otras tareas de este estilo en tu lista (arreglar picaporte, calefactores, por ejemplo), procura llevarla a cabo antes de mudarte. Ahorrarás en tiempo, incomodidades y esfuerzo una vez te hayas trasladado.
  5. Abonar todos los servicios. Cuando te retires de tu antiguo hogar recordá ir a las oficinas de Agua, Luz, Gas y municipalidad y dejar todo abonado ya que el próximo habitante no tendrá inconveniente con cortes de los servicios mencionados.

ANTES DE ENTRAR A LA CASA NUEVA

  1. Infórmate antes de contratar los servicios para tu nuevo hogar. En función de dónde esté ubicada tu futura vivienda, habrá más o menos opciones de proveedores de servicios, como la línea de teléfono o internet. Si dispones de varias opciones, tómate el tiempo que necesites para preguntar e informarte bien antes de comprometerte con uno de ellos, ya que es posible que la empresa que tan buen servicio te ofreció en tu antigua residencia no tenga la mejor infraestructura en tu nueva zona.
  2. Habla con la inmobiliaria. Cuáles son los pasos a seguir para tener la llave de tu nuevo hogar, recordá siempre hay un contrato de por medio. Sabemos que es engorroso pero ese contrato garantiza tus derechos y los del dueño/a. Consulta todas tus dudas!

 

UNA VEZ DENTRO

  1. Pon ‘comprar plantas’ al principio de tu lista de tareas pendientes. Puede parecer una tontería, pero cuando uno ha llenado un hogar de plantas que ha cuidado con mucho cariño durante años, la idea de empezar de cero en este aspecto resulta un tanto deprimente. Si no te las puedes llevar, regalalas, algo que hará que escoger las plantas para tu nuevo espacio sea mucho más sencillo, barato y agradable. Una vez en tu nuevo hogar, podría parecerte lógico aplazar la compra de nuevas plantas con el lío que tienes encima, pero es aconsejable convertirlo en una prioridad. ¿Por qué? Para empezar porque las plantas de interior limpian el aire, lo cual es ideal si has utilizado pinturas. Pero, por encima de todo, lo más importante es que las plantas harán que te sientas enseguida como en casa.
  1. Cuenta con tener que hacer nuevas adquisiciones. Cada casa tiene sus peculiaridades, la idea es que te sientas comoda/o en tu nuevo hogar.
  1. Tira o dona algunas cosas más incluso después de mudarte.No importa cuán exhaustiva haya sido la limpieza que has hecho antes de empaquetarlo todo. A veces, algunas de las cosas que has decidido traerte a la nueva casa con el mayor convencimiento resulta que no encajan en el nuevo espacio como esperabas. Intenta que eso no te frustre demasiado y tomatelo como ley de vida. Véndelas, regalalas a un amigo o, si realmente las tienes un cariño especial, quEdatelas. Pero solo si dispones de espacio donde guardarlas.
  1. Asúmelo: las crisis en tiempos de mudanzas son normales. Mudarse no es precisamente un camino de rosas y, muchas veces, no se hace por gusto. Significa dejar atrás escuelas y puestos de trabajo para iniciar una aventura desconocida. Aunque la nueva vivienda tenga una pinta increíble, las crisis emocionales y los momentos de agobio y estrés son una reacción totalmente natural ante un cambio tan grande en nuestras vidas.  Busca algo divertido que hacer o explora tu nuevo barrio, donde hay almacenes, plazas, parada de colectivo, etc. ¡Veras con otros ojos tu nuevo barrio y hogar, todo cambio es bueno!

 

  1. Por último, date tiempo para acostumbrarte al nuevo hogar. Liberar un poco tu agenda y dedicar un tiempo a este período de adaptación puede ser muy necesario, sobre todo para las familias con niños. Regalate al menos una semana o dos para recuperar el aliento.

 

Esperamos que te haya sido útil nuestra lista de tips para futuros inquilinos.

Comparar propiedades